Nueva Era. José Monleón

EDITORIAL de la revista PRIMER ACTO 342
Nueva Era, por José Monleón

A partir del apoyo del INAEM, habíamos estructurado la plantilla de Primer Acto en términos que ya no fue posible sostener cuando aquel nos fue retirado. Aun cuando la dirección y los colaboradores de la publicación habían renunciado a cualquier remuneración desde hacía tiempo, la edición regular de la revista exigía la contratación de un pequeño núcleo obligado a cumplir un horario, del que tuvimos que prescindir. Pero, además, el hecho – y no es casualidad – concurrió con el sentimiento de que la situación había cambiado, en España y en otros muchos lugares, y que la respuesta teatral debía ser distinta. La llamada globalización estaba planteando un discurso al que ya no cabía responder desde las crónicas de estrenos y festivales o los dilemas locales; importaba, lógicamente, la vinculación con lo que proponían los escenarios más cercanos, pero, a su vez, era necesario sumergirnos en una visión de la interdependencia de las sociedades, donde, en definitiva, se enfrentan hoy distintos proyectos de futuro y de cultura, que afectan, lógicamente, al teatro, reducido a un pasatiempo más o menos banal o a un instrumento fundamental en la expresión democrática.
Reaparecemos ahora, tras sólo un trimestre de silencio, con algunos cambios importantes, que podríamos resumir en la renovación del Consejo de Redacción español y en la creación de un Consejo de Dirección y Coordinación de carácter internacional, con la voluntad de orientar el sumario hacia temas que respondan al papel del teatro en la evolución de las sociedades, cada vez más necesitadas, a nuestro juicio, de espacios – y el teatro cumplió muy pronto esa función, a menudo obstaculizada – abiertos al debate sobre los factores que favorecen o limitan la paz y la justicia, en un mundo cada vez más interdependiente. La idea de publicar dos números semestrales, de alrededor de 300 páginas cada uno, supone mantener prácticamente el mismo espacio anual que en la estructura anterior, contando con que el mayor volumen de cada número nos permitirá asociar más temas en torno a una serie de cuestiones monográficas fundamentales.
Importante es también, en función del nuevo horizonte de la revista, la asociación con la Fundación Cultura de Paz, defensora de las normas internacionales promulgadas por las Naciones Unidas y la UNESCO, presididas por el respeto a la diversidad, la paz y los valores democráticos. Uno de los cuales ha sido históricamente el teatro, como espacio crítico ofrecido al juicio de la mayoría.
El Programa Teatro y Democracia, convocado por Primer Acto, podría ser un buen ejemplo de las nuevas ideas incorporadas a la publicación.

 

- Primer Acto 342 -

Primer Acto

Primer Acto. 356
Primer Acto. 356

Textos Teatrales

  • Itsi Bitsi”, Iben Nagel Ramussen (Odin Teatret). Primer Acto, 346 (enero-junio 2014): 102-109
  • “La selva es joven y está llena de vida”, Rodrigo García. Primer Acto, 346 (enero-junio 2014): 174-193
  • “Linfojobs”, María Velasco. Primer Acto, 347 (julio-diciembre 2014): 47-54
  • “La araña del cerebro”, Nieves Rodríguez Rodríguez. V Premio Jesús Domínguez. Primer Acto, 347 (julio-diciembre 2014): 116-153
  • “...